Si en alguna ocasión

una de tantas palabras,

alguna de las cuerdas

de tu nombre pulsara,

sabremos por seguro

que la vida ha tocado

ya que lo que vibra

es un rincón del alma.

Sabremos que la voz

no es un viento vano

sino el soplo eterno

que nos da su mano.

Acariciándonos pasan

el Nombre y el Verbo

y las horas desgranan

sin nosotros saberlo. – oct99

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: